La familia Endemaño Escalada

Familia Endemaño Escalada
Compartir

La familia Endemaño Escalada.

Por nuestra Euskal Etxea ha pasado mucha gente a lo largo de los años. Muchos de los que estuvieron en los comienzos y son socios fundadores ya no están. No por ello dejamos de reconocer que tuvieron un rol muy importante para darle vida al Centro y dedicaron de manera generosa mucho esfuerzo para hacer posible el sueño de un Centro Vasco en Valencia.

Del grupo de vascos que estuvo en los inicios del Centro está la familia Endemaño Escalada, entrañables amigos que viven en Donosti desde principios de los 80.

Llegada a Venezuela

Magdalena llegó a Venezuela el año 1951 con su madre y sus hermanos desde Vigo. Su padre llega a Venezuela un año antes a trabajar como pastelero.

Andoni llegó el año 1957 a Caracas motivado por la difícil situación económica que atravesaba España. Llegó reclamado por una tía que ya vivía en Venezuela, que era la forma en que se podía venir por aquellos años.

La tía de Andoni, era amiga de la madre de Magdalena quien tenía una pensión. Andoni se hospedó allí y conoció a Magdalena.  Así fue como se conocieron, para tiempo después contraer matrimonio y formar una familia.

“Caracas era una ciudad bonita y tranquila para vivir”

Cuenta Andoni que la Venezuela de aquellos años era políticamente muy restrictiva pero que Caracas era una ciudad bonita y tranquila para vivir. Eso sí, siempre y cuando no se metieran en temas de política.

Comenzó a trabajar como dibujante en una empresa de construcción durante el gobierno de Pérez Jiménez.

Tiempo después, estuvo trabajando como dibujante en Procter and Gamble por dos años, hasta que solicitaron de sus servicios para instalar una empresa de tornillería en Maracay. Se presentó a una convocatoria para la fundación del Instituto Nacional de Cooperación Educativa (INCE) y resultó seleccionado en el primer grupo, ejerciendo como instructor durante 6 años.

De Maracay a Valencia

En paralelo a su trabajo como instructor del INCE, se agrupó con varios amigos, para fundar una empresa en Valencia dedicada al ramo de la metalurgia.

Entre este equipo de trabajo, se encontraba Pedro Roncal, con quien estableció una relación profesional y personal duradera.

Haciendo realidad un sueño: el Centro Vasco

En Carabobo, comenzó a reunirse con los vascos que vivían en la región, quienes acudían con regularidad al Polígono de tiro debido a que el bar estaba regentado por José Luis Bilbao.

Entre reuniones y encuentros sociales, Andoni, junto a otros vascos fueron dando forma a los estatutos del Centro Vasco; cuando tuvieron listo el documento, convocaron a una asamblea para declarar la fundación del Centro Vasco.

Andoni Endemaño fue Vicepresidente en la primera Junta Directiva del Centro Vasco. Él recuerda la fundación de nuestro Centro Vasco fue una experiencia muy traumática y enriquecedora porque pasaban muchas penurias.

 

Andoni Endemaño
De izquierda a derecha: Andoni Endemaño, Manuel Sampedro y Jaime Buruchaga

Cuenta Andoni para el libro XXX Aniversario:

“Todos colaboramos, en especial las mujeres. También recuerdo como si estuviera viendo una fotografía, cuando trabajamos en los preparativos del primer Aberri Eguna y estaba Andrea Yarritu embarazada, montada en una escalera pintando las paredes. ¡Qué ganas teníamos de hacer un Centro Vasco! Y, cuando se creó se me abrió el cielo. Empecé a conocer amigos como Pedro Roncal, José María Uzcanga, Alberto Ugalde, Jesús Celaya, su hermano León, Julián Amezcua. Pude jugar pala de nuevo; había dejado de practicar desde mi llegada a Venezuela. Para mí, el Centro Vasco era mi segunda casa. Cuando vengo a Venezuela, una vez al año, mi primer pensamiento es visitar el Centro Vasco para reencontrarme con los amigos”.

Y queremos destacar estas palabras suyas:

“Me gustaría que las próximas generaciones luchen por conservar el Centro Vasco. Hay que trabajar mucho, pero vale la pena”.

A nuestra querida familia Endemaño Escalada: Andoni y Magdalena y a Mari Bego, Ana Mari y Txiki, desde aquí queremos decirles que seguimos trabajando para que cuando quieran venir de nuevo, puedan encontrarse  con sus amigos, en esta, su casa.

 

Entrevista realizada por por Natalia Díaz y Arnaldo Rojas a Andoni Endemaño y Magdalena Escalada con motivo de la edición del libro XXX Aniversario del Centro Vasco Venezolano de Carabobo.

% Comentarios (1)

Interesante y bonita historia!!! Publicar más!!! Eskerrik asko!!!

Deje un comentario