El día de la Virgen de Begoña

Virgen de Begoña
Partekatzea

El Santuario de la Virgen de Begoña, patrona de Vizcaya, se sitúa en la colina de Artagan, en las proximidades de Bilbao; este se levantó en el siglo XVI sobre la antigua ermita del Siglo IX, en la que había aparecido la Virgen. En el altar principal se encuentra la efigie de Nuestra Señora de Begoña, talla en madera del siglo XXIII.

Las fiestas en honor de la Virgen comienzan el sábado siguiente del 15 de agosto y duran diez días continuos.

La Virgen de Begoña en Naguanagua

En el siglo XVIII, Naguanagua pasa a ser parroquia eclesiástica, bajo la protección de Nuestra Señora de la Begoña. En esa época el Pbro. Juan Esteban De Lamas hace donación de la imagen de la Virgen, ya que la nueva parroquia no contaba con ninguna.

Coincidencialmente el Centro Vasco Venezolano de Carabobo nace y se mantiene en Naguanagua. Se funda oficialmente el día de la Virgen de Begoña del año 1.975, en su antigua sede de la Avenida Bolívar de Naguanagua. A partir del año 1.983 se encuentra en el sector Girardot, Municipio Naguanagua. En todos estos años nunca ha dejado de celebrarse, en la sede de nuestro Centro, este día tan especial para todos los vascos y naguanaguenses, en compañía de amigos de toda Venezuela, unidos todos por la veneración a la Virgen de Begoña.

Sobre la Virgen de Begoña

Tomado de platayacero.es

La Virgen de Begoña es patrona de Bilbao y de Vizcaya.

La imagen de la Virgen de Begoña se trata de una talla románico-gótica de los siglos XIII y XIV. Es de madera policromada y tiene una altura de 117cm.

La imagen se hallaba desde principios del siglo XIV en una pequeña ermita en el monte Artagán. Pudo ser el señor de Vizcaya, don Diego López de Haro, o algunos de sus predecesores, quienes donaran la imagen.

Hay varias leyendas sobre la aparición de la Virgen, la más conocida dice que se apareció sobre una encina.

Otra leyenda cuenta que un pastor encontró la talla sobre un espino y construyeron allí una pequeña ermita, quisieron buscar un mejor lugar para construir una iglesia y al querer trasladar la imagen de sitio, la imagen se arraigó al suelo y una voz pronuncio las palabras en euskera ¡Bego Oina! Que significa ¡Quieto el pie!, así que tuvieron que construir el nuevo templo en el mismo sitio en el cual se encuentra hoy en día la Basílica de Nuestra Señora de Begoña.

Virgen Begoña

A la virgen de Begoña se le tiene gran devoción en Bilbao y en toda Vizcaya, hay muchas historias que cuentan que se sacaba la virgen en procesión por Bilbao cuando sucedía alguna catástrofe como inundaciones o epidemias y la virgen ayudaba a que estas remitieran.

Actualmente hay dos días importantes en que sus fieles se acercan a la Basílica de Begoña, el 15 de Agosto día de la Virgen y el 11 de Octubre festividad de Begoña, en los cuales se organizan peregrinaciones a pie desde distintos puntos de Vizcaya.

También es tradición que los equipos de futbol y baloncesto de la ciudad hagan una ofrenda floral a la virgen antes del comienzo de la temporada.

Sobre la virgen de Begoña y su Basílica hay muchas historias de milagros, saqueos, guerras, reconstrucciones… etc., pero una bonita historia cuenta como llego a convertirse en patrona de una pequeña pedanía de Tenerife.

En agosto de 1948 varios jóvenes de Bilbao navegaban en peregrinación a Santiago a bordo del vapor “Aragón”. Se les ocurrió lanzar una botella taponada y sellada con un mensaje que decía: “…35 peregrinos de Bilbao a Santiago de Compostela, saludan a los que se encuentren el mensaje…” añadieron cinco estampas de la Virgen de Begoña con una dirección del posible contacto. En abril de 1949 unos campesinos hallaron la botella en la playa de piedras de Almaciga, una pedanía de Santa Cruz de Tenerife.

Deje un comentario